Volver al principio

Publicada en Publicada en Buen gobierno, Ética empresarial, Ética General, Habilidades, Reputación, Responsabilidad Empresarial

 La alusión a la pérdida de valores tanto en el ámbito personal como el profesional ha sido una de los argumentos más empleados a la hora de explicar las raices éticas de la crisis actual. Quizá sea el momento de volver a la casilla de salida y el profesor Melé, director de la Cátedra de Ética Empresarial del IESE propone siete ideas clave:

  1. La ética empresarial trata de la calidad humana en el ámbito empresarial. Su principal referencia son las virtudes humanas y el logro del bien común en las comunidades humanas, incluida la empresa.
  2. Toda decisión empresarial conlleva una intrínseca dimensión ética.
  3. Las virtudes que configuran la calidad humana de las personas llevan a actuar con sabiduría práctica, autocontrol y coraje, y a tratar a los demás con justicia en su sentido más amplio.
  4. Toda persona tiene dignidad y derechos humanos, que deben ser respetados, al igual que otros legítimos derechos. Pero, además del respeto, el trato con los demás exige una actitud de benevolencia y solidaridad. 
  5. Un fin bueno no justifica unos medios malos.
  6. La empresa no debe ser vista como un mero instrumento para añadir valor económico, ni sólo un sistema de intereses concurrentes, sino como una comunidad de personas que se realizan como tales  participando de una actividad productiva de  servicios y beneficios, al tiempo que buscan satisfacer sus legítimos  intereses.
  7. La responsabilidad social de la empresa y su deber de rendir cuentas es inherente a su condición social.

En el artículo podrás ahondar en cada una de estas ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *