Contra la crisis: ETICA

Publicada en Publicada en Ética empresarial

La escuela de negocios IESE, liderados por los profesores  Rafael Andreu y  Josep M. Rosanas, ha presentado un manifiesto para un management mejor, una visión racional y humanista

El documento de investigación promovido por la Cátedra Crèdit Andorrà de Mercados, Organizaciones y Humanismo, presenta un diagnóstico claro: se ha primado la búsqueda de la eficacia inmediata y de rápidos resultados financieros, relegando a las personas – al empleado-a un mero concepto instrumental. La fórmula, se señala, no funciona y es una de las causantes de la crisis.

La dirección de empresas o management puede ser el responsable de grandes éxitos -sin un buen management no hay progreso material ni humano según Drucker- y grandes fracasos y grandes estafas.

El concepto de eficacia se ha ido decantando hacia lo tangible y lo cortoplacista, abandonando virtudes clave como la prudencia en la acción directiva. El reduccionismo de la visión de la empresa a términos financieros ha hecho que muchos no entiendan más allá de “ganar dinero”.

El management es uno de los fenómenos más importantes del mundo actual, según sus autores, al crear valor económico, bienestar y desarrollo de las personas, crea modelos sociales, … pero también malas praxis, cuyas raices están en el economicismo, el propio interés en contraposición a los “altos fines”, una instrumentalizacion del “recurso humano”, una falta de ética,  reflexión y autocrítica.

La semana pasada recogió el diario La Vanguardia  las conclusiones de la Conferencia Humanizing the Firm and the Management Professions: towards a new theory of the firm:

  1. La empresa debe ser entendida como una comunidad de personas antes que una máquina de ganar dinero
  2. El mejor activo de una empresa son los trabajadores y se debe invertir en ellos
  3. La empresa debe estar al servicio de las personas y trabajadores, y no al revés
  4. Hay que propiciar un sistema compartido de valores que fomenten la amistad, la lealtad, identificación y entusiasmo dentro de la empresa
  5. Para crear una comunidad entorno a unos valores es esencial el aprendizaje
  6. Asumir que la racionalidad es limitada y los límites de los directivos
  7. La sensatez a la hora de gestionar es imprescindible
  8. Debemos rodearnos de gente proactiva que miren más allá de su propio interés
  9. La empresa debe atender a motivos extrínsecos (dinero), intrínsecos (satisfacción por el trabajo) y las necesidad de clientes y empleados.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *