Un enfoque positivo de la Ética Empresarial

Publicada en Publicada en Ética empresarial, Verdad

El lenguaje es determinante a la hora de reflejar el enfoque real de las políticas éticas. Pongamos por ejemplo el artículo del diario Expansión (ya comentaremossu contenido en una próxima entrada):

“el fraude, la corrupción y el soborno, la malversación de fondos y el procedimiento sobre entrega y aceptación de regalos son algunas de las conductas que más preocupan a las empresas”.

A la hora de abordar la preocupación ética de las empresas se puede plantear de un modo positivo o negativo. Por ejemplo no es lo mismo decir “Para ayudar a los integrantes de una organización en la toma de decisiones se diseñan una serie de políticas como los códigos de conducta, los canales de comunicación,…” que:

“Los códigos éticos o de conducta fijan el comportamiento de los miembros de una organización en su relación con el resto de grupos de interés. Estos documentos, junto con sus comités y oficinas éticas y canales de denuncia confidenciales, se han hecho hueco en las empresas españolas, especialmente en aquellas que cuentan con presencia exterior y más sometidas al escrutinio de analistas y stakeholders internacionales.”

Con las palabras enviamos un mensaje que cala profundamente en los lectores: la ética es algo que prohibe, que penaliza, que castiga, que reacciona ante la presión, que vive en el fango de la miseria humana… todo lo contrario a la visión positiva que algunos intentamos ofrecer: la ética es una ciencia que nos ayuda a decidir bien. En palabras de José Antonio Marina “nos abre camino en la maraña de la selva y nos permite inventar un mundo habitable. La ética encuentra las soluciones a los grandes problemas del vivir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *